Un recorrido guiado a través de los sonidos de América Latina, sus instrumentos y sus intérpretes. Por Edgardo Civallero.

jueves, 30 de marzo de 2017

Quenas: un acercamiento inicial

Quenas: un acercamiento inicial

Parte 05. Pequeñas quenas


 

El área de distribución de las quenas "campesinas" abarca la práctica totalidad del mundo andino, algo comprensible si se tiene en cuenta que, junto a los pífanos o flautas traversas y a los pinkillos o flautas de pico, son uno de los instrumentos de viento más populares y usados. Su variedad es mayor en el área nuclear de los Andes centrales (la Sierra peruana) y en la de los meridionales (el altiplano y los valles bolivianos). En las regiones aledañas (Colombia, Ecuador, norte de Chile y noroeste de Argentina), la diversidad se reduce significativamente a un par de clases.

Para Bolivia, Ernesto Cavour cita las quenas karhuani, yura, viticheña y chatre, además de varias otras dotadas de 5 orificios delanteros y uno trasero, y etiquetadas genéricamente como "campesinas" y "pastoriles".

La quena karhuani (también escrito kharwani o qarwani) o "de llameros" era, al parecer, la usada por los conductores de caravanas de llamas; con 6 orificios frontales y uno trasero, aún se emplea en el área de Aquilambaya (departamento de La Paz). La quena yura (25 cm de longitud, 5 orificios frontales y uno trasero) de las localidades de Yura y Punutuma (departamento de Potosí) suele estar afinada en La y se usa para interpretar canciones durante los trabajos de mink'a (tareas realizadas colectivamente dentro de la comunidad). Con 24 cm de longitud, la quena viticheña es una de las quenas tradicionales más pequeñas de Bolivia. Afinada en Do, posee 5 orificios frontales y uno posterior y se utiliza en Vitichi (departamento de Potosí). Finalmente, la quena chatre, de 36 cm y 6 orificios delanteros, se utiliza como opción a los pinkillos chatre o chatripuli.

En Perú, las quenas tradicionales suelen tener una embocadura cuadrada. El "Mapa de los instrumentos musicales de uso popular en el Perú" (1978) señala las siguientes quenas "pequeñas":

 

[1] De cuatro orificios, como la phalawata de la kuntur tusuy o "danza del cóndor" de Canchis (departamento de Cuzco, 60 cm, 4+0, orificios rectangulares) y la quena de Nasca (departamento de Ica, 30-40 cm, afinada en Sol o Re).

[2] De cinco orificios, como la lawata o lawita de Calca (departamento de Cuzco, 30-50 cm, 4+1, orificios rectangulares); la quena o flauta de Huamanga (departamento de Ayacucho, 40-50 cm, caña mamac o carrizo, 4+1); y la quena o flauta de Nasca (departamento de Ica, 30-40 cm, 4+1).

[3] De seis orificios, como el requinto de Huamalíes (departamento de Huánuco, 5+1); la quena de Chiclayo (departamento de Lambayeque, 30 cm, caña, 6+0); y la quena (llamada pingollo en Huánuco), la variedad más usada en el norte del país (de Huánuco al norte, 25-45 cm, 5+1). Esta última se construye con caña shoa, shoga o shogosh para los ejemplares de registro agudo y sobreagudo (menos de 40 cm) y con caña mamaq hembra para los ejemplares de registro grave (más de 40 cm); además, también se usan el metal y el plástico.

[4] De siete orificios, como el pequeño shilo o chilo de los departamentos al sur de Huánuco (15-25 cm, caña o plástico, 6+1); la quena, la variedad más usada en el sur del país (de Huánuco al sur, 33 cm, 6+1); la quena de la danza Jula Jula (de Huánuco al sur, sobre todo en Puno y Cusco, 40 cm, 6+1), llamada pinkillo en Chumbivilcas y conivi en ciertas fuentes; la chayna (de Huánuco al sur, 43 cm, 6+1), llamada quena de chatripuli en Puno, Arequipa y Moquegua; y la quena de quena quena (departamentos de Puno y Apurímac, 50 cm x 2 cm, 6+1), llamada clarín en Sandia cuando se la usa para las danzas de novenantes y pulis, o quenali cuando el tubo es más delgado (1,5 cm).

 

Rubén Pérez Bugallo (1996) indica que la presencia de instrumentos "tipo quena" en el actual territorio argentino data del II milenio a.C., según los hallazgos arqueológicos. Sin embargo, la quena interpretada actualmente en el ámbito folklórico (sobre todo en el área noroeste del país) habría sido introducida desde Bolivia. Algo similar habría ocurrido en el Norte Grande de Chile, de acuerdo a Samuel Claro Valdés (1997).

En los Andes de Ecuador y Colombia no son comunes los aerófonos tipo "quena" dentro de la organología más tradicional. Los que existen son, sobre todo, préstamos de los Andes centrales y meridionales. Los Cañari (provincia de Cañar, Ecuador) emplean el llamado chuchi pingullo, una quena elaborada en hueso de cóndor y provista de 3-4 orificios.

Las quenas tradicionales, con sus particulares estructuras y escalas y sus repertorios únicos, representan una de las facetas más auténticas del universo sonoro andino. Lamentablemente, sus derivados modernos conservan muy poco de las raíces originales, en un proceso que se presenta como "enriquecimiento" pero que conlleva un implícito empobrecimiento.

 

Referencias

Cavour Aramayo, Ernesto (1994). Instrumentos musicales de Bolivia. La Paz: E. Cavour.

Claro Valdés, Samuel (1997). Oyendo a Chile. Santiago de Chile: Editorial Andrés Bello.

D'Harcourt, Raoul y Marguerite (1959). La musique des Aymara sur les hauts plateaux boliviens. Journal de la Société des Américanistes, 48, pp. 5-133.

Instituto Nacional de Cultura (1978). Mapa de los instrumentos musicales de uso popular en el Perú: clasificación y ubicación geográfica. Lima: Oficina de Música y Danza.

Pérez Bugallo, Rubén (1996). Catálogo ilustrado de instrumentos musicales argentinos. Buenos Aires: Ediciones del Sol.

Vivanco Guerra, Alejandro (1974). Didáctica de la quena peruana. Lima: Lima S.A.

 

Sobre el artículo

Texto: Edgardo Civallero.

Ilustración: Quenas tradicionales [E. Civallero].

Información tomada del libro digital "Quenas: un acercamiento inicial", de Edgardo Civallero, accesible en línea.

 


Etiquetas: ,