Un recorrido guiado a través de los sonidos de América Latina, sus instrumentos y sus intérpretes. Por Edgardo Civallero.

jueves, 13 de abril de 2017

Quenas: un acercamiento inicial

Quenas: un acercamiento inicial

Parte 06. El quenacho y la quenali


 

La quena "modelo" o "profesional" utilizada por la mayor parte de los intérpretes actuales de música andina es una versión estandarizada de las pequeñas quenas "campesinas". A partir de esa quena "modelo", e inspirándose tanto en las familias de aerófonos europeos (con instrumentos en distintas tesituras) como en algunos tamaños concretos de quenas tradicionales, se crearon los distintos tipos de quenachos y quenalis.

Quenacho (también escrito kenacho) es el nombre genérico que reciben todas las variedades de quenas "modelo" de gran tamaño (y, en ocasiones, algunas grandes quenas tradicionales). Esos instrumentos está afinados en escalas más graves que la quena "modelo" (por lo general, en DoM, aunque también en ReM y SiM) y suelen medir entre 50 y 80 cm de longitud.

Un tipo de quenacho especial es la llamada mamaquena (mama-quena, mama quena, etc.). Se trata de un instrumento afinado en SolM, pero una octava más grave que la quena "modelo" y una cuarta más grave que el quenacho en DoM. Los sistemas de embocadura de este tipo de aerófono son variados, y dependen de la longitud del tubo, la cual suele ser considerable. Uno de ellos es similar al de la flauta xiao china, y aprovecha un nudo natural de la caña.

Por su parte, las variedades pequeñas del instrumento "estándar" son llamadas quenali (kenali) o quenilla. Están afinadas en escalas más agudas, normalmente por encima de LaM, y, sobre todo, en DoM (una octava más alta que el quenacho más común, y una quinta más alta que la quena "modelo").

Durante mucho tiempo, fue necesario disponer de quenas –diatónicas– afinadas en todas las escalas posibles (la serie de quenachos, quenas y quenalis) para poder interpretar canciones en distintas tonalidades. En este sentido, el quenista peruano Alejandro Vivanco Guerra desarrolló una enorme tarea pedagógica al crear el "sistema tonal" (1974), el cual permite, mediante "digitaciones cruzadas" u "horquetas" y orificios "semi-tapados", producir notas alteradas y, en consecuencia, lograr que un instrumento naturalmente diatónico permitiese ejecutar una escala cromática.

Cavour (1994) señala que la voz quenacho solía designar a una danza Aymara del área de Copacabana (departamento de La Paz, Bolivia), interpretada con una quena más larga de lo habitual; la palabra habría quedado asociada a la flauta. Indica además que quenali es un neologismo Aymara para "quena pequeña".

 

Referencias

Cavour Aramayo, Ernesto (1994). Instrumentos musicales de Bolivia. La Paz: E. Cavour.

Claro Valdés, Samuel (1997). Oyendo a Chile. Santiago de Chile: Editorial Andrés Bello.

D'Harcourt, Raoul y Marguerite (1959). La musique des Aymara sur les hauts plateaux boliviens. Journal de la Société des Américanistes, 48, pp. 5-133.

Instituto Nacional de Cultura (1978). Mapa de los instrumentos musicales de uso popular en el Perú: clasificación y ubicación geográfica. Lima: Oficina de Música y Danza.

Pérez Bugallo, Rubén (1996). Catálogo ilustrado de instrumentos musicales argentinos. Buenos Aires: Ediciones del Sol.

Vivanco Guerra, Alejandro (1974). Didáctica de la quena peruana. Lima: Lima S.A.

 

Sobre el artículo

Texto: Edgardo Civallero.

Ilustración: Quenacho, quena y quenali [E. Civallero].

Información tomada del libro digital "Quenas: un acercamiento inicial", de Edgardo Civallero, accesible en línea.

 


Etiquetas: ,